Cinebso CINEBSO.COM: EL PORTAL PARA LOS AMANTES DEL CINE
 Portada
  Bandas Sonoras
  Criticas
  Dossiers
  Entrevistas
  Especiales
  ¿Sabias qué ...?
  Errores de cine!
  Enlaces
 Compras
  Video y DVD
  Venta de Entradas
  Posters de Cine
  Libros de cine
 Servicios
  Buscador
  Boletín
  Correo Electrónico
  Grupos
 Biografías
  Actores
  Actrices
  Directores
  Equipo Técnico
Sinfonismo Clásico

GFX El sinfonismo clásico es debido a una serie de factores que propiciarán la aparición del sonoro. Desde los comienzos del cinematógrafo se investigaba en aparatos sonoros, pero no será hasta la década de los años veinte cuando los avances tecnológicos, junto con la crisis instalada en la industria cinematográfica, hagan triunfar el sonido en el cine.

La primera película donde existe un acompañamiento sincronizado de la música con la imagen es Don Juan (Crosland, 1926) con música compuesta por William Axt, aunque donde por vez primera un actor dice una frase es en "El Cantor de Jazz" (Crosland, 1927). Dicho film es considerado "el padre" del reciente inaugurado cine sonoro. Pero el sinfonismo clásico no irrumpirá hasta 1933 con la composición realizada por Max Steiner para "King Kong" (M. C. Cooper y E. Schoedsack ,1933).

Por sinfonismo clásico entendemos las composiciones realizadas para las películas pertenecientes al cine clásico de Hollywood, como también son la matriz de donde se nutrirán los compositores pertenecientes al actual sinfonismo autorreferencial. Se basará en un tipo de composición inocua, donde la música no es más que el acompañamiento perfecto para dar énfasis a las imágenes y no despistar al espectador. Los compositores son directores y orquestadores de Broadway reconvertidos al mundo musical del cine; aunque aparentemente parezca que son netamente norteamericanos, la realidad es otra puesto que la creación de este modelo musical se debe en su mayoría a los compositores europeos y más concretamente a los germánicos (Max Steiner, Dimitri Tiomkin,...). Esta circunstancia es debida a la masiva migración europea dirigida hacia el nuevo continente.

El sinfonismo clásico se define por el uso de la orquesta sinfónica para crear el mundo musical y por la armonía propia de la música postromántica y postwagneriana, como ya apuntamos en la introducción. Esto se debió al intento de dar mayor espectacularidad y prestigio al nuevo arte introduciendo la que era considerada la música de prestigio por excelencia, la tardoromántica. Ejemplo de la grandiosidad y semejanza a las composiciones operísticas lo encontramos en las partituras creadas por Erich W. Korngold, el cual es un claro exponente de la majestuosidad de las composiciones para cine. Se hace un uso sistemático del leitmotiv del protagonista (acompañamiento musical que sirve para identificar y definir a un determinado personaje), este punto será criticado desde Europa, donde se cree más en el sentido artístico-formador de la música que el de un mero recetario de composiciones musicales para cine, aunque esto no fuera del todo cierto.


Dentro del sinfonismo clásico podemos realizar una partición que marcará los momentos importantes de dicho periodo, este irá desde Max Steiner hasta Miklós Rózsa:







1ª Etapa (1927-33/1939-40): En 1933, Max Steiner compone la música para "King-Kong" (M. C. Cooper y E. Schoedsack, 1933) siendo considerada la primera composición que tiene en cuenta la función de realce de la música en el cine; marcará la pauta de la ilustración musical en el Hollywood Clásico. A este periodo pertenecen los compositores más destacados: Max Steiner, Erich W. Korngold, Dimitri Tiomkin, Franz Waxman, Alfred Newman, Victor Young, Bernard Herrmann y Miklós Rózsa, entre otros.

Estos compositores son los considerados "clásicos" por excelencia, donde Bernard Herrmann se acercaría más al sinfonismo ecléctico. Todos estos compositores tendrán un tratamiento individualizado para poder conocer mejor su trabajo.


2ª Etapa (1939-40/1949): En esta etapa es donde se produce la primera brecha en la solidez del sinfonismo clásico con la composición transgresora de Bernard Herrmann para "Ciudadano Kane" (Orson Welles, 1940), coincidiendo con el estreno un año antes de "Lo que el Viento se Llevó" (V. Fleming, 1939), con partitura de Max Steiner, la cual podemos considerar como modelo de representación del sinfonismo clásico (se tratará en el apartado dedicado a su compositor). En el 49 se crea la ley antimonopolio, destruyendo el sistema de producción en serie que caracterizaba al Hollywood clásico, desmoronándose la forma "clásica" de composición musical.


3ª Etapa (1949/1959): Se produce la disolución de dicho sinfonismo, pero de forma gradual y mezclándose con nuevas formas emergentes como fueron las nuevas composiciones eclécticas. La "muerte" del sinfonismo clásico será firmada por la partitura creada por Miklós Rózsa para la última superproducción realizada por unos grandes estudios (Metro G. Mayer): "Ben-Hur" (W. Wyler, 1959).



Orígenes del Sinfonismo Clásico

Los estudios nacen debido a la Exhibición. Los exhibidores se rebelan contra el Trust de Edison, el cual no permitía producir películas sin su supervisión. Los exhibidores judíos deciden producir sus propios filmes y para ello deciden emigrar a California por diversos motivos (cercanía de la frontera para huir, el clima,...), nace Hollywood.

Los factores que propiciaron el despegue de dicha industria fueron varios: ganan la batalla legal contra el Trust pudiéndose constituir como empresas independientes; los inversores empiezan a ver una floreciente industria en el cine y comienzan a invertir; y como tercer factor más importante la Primera Guerra Mundial debilita al cine europeo, que hasta entonces tenía un papel hegemónico en el ámbito internacional.

Se crean los grandes estudios. La idea del sistema es simplificar todo el proceso y crear una cadena de montaje donde se creen películas con una buena calidad, cada departamento se organizaba de manera jerárquica y el nexo de unión entre ellos era el jefe de producción. Los estudios serán el lugar físico donde se rueda, una red de distribución y a la vez de exhibición (tenían sus propias salas). Pero con la sentencia del 49, se les obliga a separar la producción de la distribución, la productora que aguantará más será la Metro.

El departamento musical se ordenaba jerárquicamente por uno o varios directores que decidían todo lo referente a la producción musical (estilo musical, el director a contratar,...). Cada estudio tenía su orquesta y directores en plantilla. Un hecho que caracterizaba a dicha producción musical era el de crear la música una vez rodada la película, factor diferenciador del cine europeo, donde dicho proceso de creación se realizaba de forma conjunta entre director y compositor, tal como sucede en la actualidad en ambos continentes.

Lo que queda claro es que fue en esta época cuando se da una mayor proporción de grandes obras musicales respecto al número de filmes realizados, pese a la estigmatización debida al modo de producción industrial que se daba en aquella época.


José Javier Pérez Prieto
josejavier@cinebso.com

ImprimirHome

Red Tagoror.com  |  Términos y Condiciones  |  Contacto  |  Publicidad

Cine, Bandas Sonoras, Cartelera, Peliculas, Actores, Actrices, Taquilla, DVD, Home Cinema, Compositores, Estrenos